Angulo y Torres comienzan el año de amarillo.

Ganando al sprint en un pelotón de noventa unidades el domingo el Circuito del Guadiana en Don Benito, Antonio Angulo, un cántabro de Udías que cumplió 23 años el pasado 18 y que este año milita en el Gomur-Liébana, es el primer líder de la Copa de España. “La verdad es que no me lo esperaba. Este año he hecho una buena preparación invernal, pero los objetivos de la campaña aún están lejos, por lo que lógicamente no estoy en mi mejor forma todavía. Pero era una carrera que me podía ir bien y el director nos dijo a Nacho (Pérez) y a mi que estuviéramos al final. Nacho atacó en la subida pero no valió, por lo que miramos como podíamos preparar el sprint. A falta de tres kilómetros estábamos juntos, pero no pudimos aguantar y cada uno se fue para un lado. Pero yo me pude colocar bien y él además terminó entre los diez mejores”.

Sobre su faceta de velocista, Angulo nos comenta que “siempre he sido rápido, pero en grupos más pequeños. En una llegada como ésta lo importante es colocarse. Hay veces que no lo consigues y terminas muy atrás. Pero el domingo salieron las cosas. No conocía al ruso –Zhuralev, ganador hace dos años-, pero sí sabía que Dani Sánchez era una rueda a vigilar, y más con todo el trabajo que hizo el Extremadura”.

Dentro de dos semanas, le tocará defender el líder en la Aitzondo Clásica, una carrera muy diferente. “Es cierto, pero es una carrera que ya he corrido y no me desagrada. De momento correré con la confianza que te da salir de amarillo, de poderlo defender, pero sin olvidar las opciones de otros compañeros”.

Finalmente, Angulo nos comenta cómo se encuentra en su nuevo equipo, tras haber corrido el año pasado en Baqué. “Son conjuntos con filosofías distintas, pero que se preocupan mucho del corredor. Aún no puedo hablar mucho, ya que todavía no he corrido ninguna vuelta y son en las carreras por etapas en las que se va cogiendo esa familiaridad. Pero me encuentro a gusto, conozco a muchos corredores aunque no hayamos sido compañeros de equipo, y creo que podemos hacer una gran temporada”.

“No me lo esperaba después de un año prácticamente parado”

Más sorprendido aún estaba Cristian Torres (Specialized-Contador), cuarto clasificado y mejor sub23 de la prueba extremeña. El albaceteño estaba especialmente contento con este resultado, que significa dejar atrás un año en blanco a causa de una mononucleosis. “No me lo esperaba, ya que todavía me falta ritmo de competición, pero este invierno he trabajado duro y pude aprovechar mi velocidad en grupos pequeños”.

“Estoy contento de poder haber terminado cuarto. Ahora tengo que seguir sumando puntos y hacer todo lo que pueda. Este año ya no es el primero en la categoría, ya no se trata de aprender de los veteranos, sino que el equipo nos exige más resultados y estar delante para cumplir nuestros objetivos”.

Torres, que cumple su tercer año en la Fundación, aunque el segundo como sub23, espera brillar esta temporada. “El año pasado casi no pude competir, pero por lo que vi estábamos todavía bastante verdes. Este año, en cambio, he notado una gran diferencia, sabemos compenetrarnos mejor en carrera, tenemos un gran ambiente y todos trabajamos par todos, lo que hace que terminemos las carreras muy contentos”.

El objetivo del albaceteño pasará a partir de ahora por rendir al máximo en la Copa de la España, uno de los objetivos que le ha marcado su director, Rafa Díaz Justo. “Tengo que centrarme en esta competición, pero con los pies en el suelo, porque hay algunas carreras muy duras, con muchas subidas, en las que sólo podré ir a sumar puntos. Tendré que aprovechar las que mejor se adapten a mis características”.

Fuente: RFEC

Mostrar comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *