El balance de Meliá del Mundial de pista y de los Juegos de Río

Ya de regreso en España, y con la perspectiva que da ver el Mundial a dos días de distancia, el seleccionador español, Salvador Meliá, hace balante de lo que ha sido el Campeonato del Mundo de pista Saint-Quintín-en-Yvelines 2015, en el que nuestros pistards se iban con esas medallas de plata logradas por Albert Torres, en scratch, y Eloy Teruel, en puntuación.

“Analizándolo fríamente, un balance de dos medallas en un Mundial no es nada malo. Lo que sucede es el peso que tienen las disciplinas olímpicas y el hecho de que en estas no hayamos brillado hace que pueda parecer malo lo que realmente no es”, indica el seleccionador. Y es que obtener la clasificación olímpica ha pesado mucho en este Mundial… aunque no será hasta Londres 2016, con un Europeo y tres Copas del Mundo de por medio, cuando se determinen las cuotas olímpicas.

Pruebas olímpicas

Ahora mismo, de las pruebas por equipos, la que más fácil lo tiene para estar presente en Río es la velocidad femenina. “Hay mucha igualdad entre Francia, Gran Bretaña y nosotros, y esa igualdad es la clave para que no nos saquen muchos puestos en las distintas competiciones. Salvo que tengamos un fallo clamoroso, el estar un puesto por detrás no debe ser problema, ya que también podemos estarlo por delante. Por ello, el haber sido séptimas en el Mundial detrás de Francia no es problema, ya que a lo largo del año hemos quedado varias veces por delante. Y lo mismo pasa con Gran Bretaña”.

Con la clasificación en velocidad olímpica “tendríamos además dos plazas en individual y otras tantas en keirin, por lo que esa es nuestra apuesta y solamente si fallamos tendríamos que pensar en clasificar individualmente estas pruebas”. De momento, España tendría una corredora en cada una de ellas.

Pasando a la versión masculina, “a día de hoy es prácticamente imposible estar en Río, aunque no tiraremos la toalla hasta el final. El decimocuarto puesto es el reflejo de lo que hay, aunque no puedo tener ninguna queja de su trabajo y de su esfuerzo, de que han hecho todo lo que han podido. De momento el objetivo es clasificar para las Copas del Mundo y de allí, ir al Mundial”.

Entre los velocistas, la presencia en Río debe estar en la individual, con Juan Peralta. “El puesto 17 está bien, aunque hubiera quedado más arriba en los dos años anteriores. Es un buen tiempo, y en el cruce lo hizo bien, aunque le faltó un poco ante un corredor como D’Almeida que tenía toda la moral que te da correr en casa. Juan no debe tener problemas, pero ha de mantener esa regularidad el año que viene”.

Volviendo a la velocidad por equipos, así como en la persecución “hay un nivel altísimo y la gente trabaja con muchos más medios que nosotros, que tenemos ahora algo más, pero todavía muchas limitaciones”. En lo que se refiere a la cuarteta, Meliá reconoce que “me esperaba algo más, pero sinceramente no mucho por lo que he visto a lo algo del año. Clasificar para los Juegos va a ser bastante complicado, aunque tampoco nos vamos a rendir. Pero no vale con juntar cuatro buenos fondistas, y menos aún si no están todos al más alto nivel como nos pasó aquí”.

En cuanto al omnium, “no está clasificado, pero no lo veo demasiado complicado, lo que no quiere decir que esté hecho, ni mucho menos”. Sobre el Mundial, aún no ha analizado el flojo papel. “No quise hablar con Unai, porque estaba fastidiado y ya habrá tiempo. El caso es que comenzó muy bien la temporada, pero ha ido a menos y en el Mundial no ha estado a su altura”.

En la versión femenina, con Leire Olaberría,, “me gustaron mucho sus prestaciones, su rendimiento, su actitud en carrera. Una pena que el scratch no le saliera un poco mejor ya que habría mejorado algún puesto. Es una garantía, aunque todavía tenemos que trabajar la plaza olímpica en este año”.

Dos medallas en fondo

Pasando a las pruebas no olímpicas, Melia dice estar francamente satisfecho “no sólo por el resultado, sino por la forma de correr. Los dos más fuertes en la persecución han sido los más destacados en estas pruebas y eso no es casualidad. A Torres se le vio muy fácil y si no llega a haber tenido el error de apreciación en el marcador, se lo hubiera puesto muy difícil al ganador. A Eloy no le salió la carrera que quería pero insistió hasta el final, aunque en este caso el oro no estuvo a su alcance. En cuanto a la madison, me gusto mucho cómo defendieron el título, dignamente, con opciones de ganar hasta el final. Lo malo es que en el sprint final había muchas selecciones con opciones y la colocación no fue la mejor. No pudo obtenerse medalla, pero en ningún caso se puede hablar de fracaso, todo lo contrario”.

Sobre la persecución individual, “Mora no ha estado a su altura. No ha estado al nivel que le correspondería en ningún momento del año y el Mundial no ha sido una excepción. Es importante que recupere, porque es un corredor vital para la cuarteta”.

En cuanto a las féminas, el seleccionador reconoce su admiración por Sheyla Gutiérrez. “Ojalá tuviera a cinco como ella. La traje al Mundial para que aprendiera y ella me dijo que no, que aspiraba a más. Y ahí la tuvimos en el scratch con un ataque muy valiente que se quedó a 50 o 60 metros de ganar vuelta. Me dio muy buenas sensaciones y ello es lo que busco, no como nos sucedió el año pasado”.

Finalmente, se refiere a Gloria Rodríguez, que estuvo por debajo de lo esperado. “En los entrenamientos iba muy bien, para bajar de 3:40, pero en competición no remata, creo que se mete mucha presión, aunque también es cierto que la temporada se le ha hecho muy larga. Pero sigo confiando en ella,  me gustó mucho en el Europeo, y tiene margen para estar entre la diez y la doce, que es muy diferente que acabar la 18”.

Francia, la gran triunfadora

Por lo demás, Francia fue la gran triunfadora en el medallero, con cinco oros y dos bronces, todos los metales logrados por sus corredores y, en su gran mayoría, por sus velocistas. François Pervis no pudo repetir el triplete histórico de Cali, aunque sus dos oros en kilómetro y keirin dan la valía del gran velocista galo. No obstante, quizá quedase eclipsado por la resurrección de Gregory Bauge, doble vencedor de la velocidad individual y por equipos.

Australia se situaba en el segundo lugar, incluso con más medallas, once, y con mayor diversidad. Annette Edmondson fue la reina femenina con dos oros, en persecución por equipos y omnium.

La tercera plaza del medallero correspondía a Alemania que, sin embargo, quedó lejos del pleno de Cali cuando ganó todas las pruebas femeninas de velocidad, coronando a una Kristina Vogel que en esta ocasión sólo lograba el ‘arco iris’ en la velocidad.

A nivel de decepción, Gran Bretaña que, por primera vez en muchos años, se iba sin títulos de un velódromo, por lo que han sonado las alarmas de cara a Londres 2016 como a Río de Janeiro. Con ello, los británicos bajaban hasta el décimo lugar del medallero, inmediatamente por delante de España, gracias a esas dos medallas de plata.

Velocidad (H) Gregory Bauge (FRA) Juan Peralta (17) y

José Moreno (33)

Velocidad (F) Kristina Vogel (ALE) Tania Calvo (11) y

Helena Casas (22)

Velocidad equipos (H) Gregori Bauge,

Kevin Sireau y

Michael D’Almeida (FRA)

José Moreno,

Juan Peralta y

Sergio Aliaga (14)

Velocidad equipos (F) Jinjie Gong y

Tianshi Zhong (CHN)

Tania Calvo y

Helena Casas (7)

Keirin (H) François Pervis (FRA) Sin participación
Keirin (F) Anna Meares (AUS) Tania Calvo (13)
Kilómetro (H) François Pervis (FRA) Sin participación
500 metros (F) Anastasia Voynova (RUS) Tania Calvo (10)
Persecución (H) Stefan Kueng (SUI) Sebastián Mora (14)
Persecución (F) Rebecca Wiasak (AUS) Gloria Rodríguez (18)
Persecución equipos (H) Peter Bulling,

Alex Frame,

Regan Gough,

Dylan Kennet

y Marc Ryan (NZL)

Eloy Teruel,

Albert Torres,

Unai Elorriaga e

Illart Zuazubiskar (10)

Persecución equipos (F) Ashlee Ankudinoff,

Amy Cure,

Annette Edmondson

y Melissa Hoskins (AUS)

Sin participación
Puntuación (H) Artur Ershov (RUS) Eloy Teruel (2)
Puntuación (F) Stephanie Pohl (GER) Leire Olaberria (11)
Scratch (H) Lucas Liss (GER) Albert Torres (2)
Scratch (F) Kirsten Wild (NED) Sheyla Gutiérrez (NF)
Madison Bryan Coquard y

Morgan Kneisky (FRA)

David Muntaner

y Albert Torres (4)

Omnium (M) Fernando Gaviria (COL) Unai Elorriaga (20)
Omnium (F) Annette Edmondson (AUS) Leire Olaberria (7)

 

 

Fuente: RFEC

Mostrar comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *