Las bicicletas adaptadas para las ciudades de hoy

Ya son menos las excusas para no movilizarse en bicicleta, pues cada vez hay más opciones que responden a las necesidades de los ciclistas.

“Manejar bicicleta en zonas urbanas requiere tener en cuenta factores como la distancia de los recorridos, el clima, los vehículos y el estado de las vías”, señaló Diana Montes, quien se moviliza en su bicicleta de piñón fijo.

Anda en esta bici porque es muy liviana y no tiene sistema de cambios; “entre más simple sea la bicicleta es mejor”, agregó.

Pero las fixed o bicicletas de piñón fijo no son la única alternativa.

También están las bicicletas que tienen llantas pequeñas y que permiten que haya mayor maniobrabilidad en las vías; o las que tienen algún tipo de batería o motor para los usuarios que hacen largos recorridos.

De otro lado, también están las que tienen el manubrio más pequeño para ocupar menos espacio y correr menos riesgos en caso de tener que manejar junto a los carros.

“Hay todo tipo de bicicletas para cada tipo de necesidad en la ciudad”, aseguró Henry Martínez, creador de Muyskkubun, una empresa que hace y ajusta bicicletas según lo que quiera el usuario.

Cada vez más personas usan más alternativas para movilizarse, como en el caso de Iván Montenegro, un abogado que trabaja en Mapfre Seguros y quien todos los días va a trabajar en su bicicleta de batería de litio.

“Es una gran opción porque me permite realizar el esfuerzo que yo quiera; no llego sudando y además sale muy económica porque no requiere mantenimiento; por mucho, cargar la batería sube 10.000 pesos la factura de la luz al mes”, señaló este biciusuario.

Al igual que Iván, Carmen Suárez, una mujer de 34 años que lleva todos los días a su hija de 6 años en bici al colegio, adaptó su caballito de dos ruedas según sus necesidades. Agregó un sillín en el medio para que su hija pudiera irse cómoda; además, buscó unos pedales más grandes y de agarre para ir más segura, pues por la posición del sillón de su hija ella tiene que abrir un poco más las piernas para pedalear.

“Al principio era difícil, pero la bici es un vehículo y uno puede modificarlo a su medida”, aseguró esta mamá ciclista.

Según la necesidad de cada usuario y las condiciones de la ciudad, ya es posible adecuar estos vehículos de dos ruedas.

Menos es mucho más

Así lo aseguró Henry Martínez, empresario y creador de bicicletas. “Lo más recomendable es que las bicis sean sencillas; entre menos cosas tengan, como cambios de piñón o accesorios, es mucho mejor para manejar en zonas urbanas”, dice.

Agrega que los motores y las baterías resultan ser una gran alternativa para las personas que realizan recorridos largos. “Manejar durante mucho tiempo una bicicleta todo terreno o de montaña puede afectar las rodillas y las muñecas”, señaló Martínez.

Cree que las bicis adaptadas para la ciudad o para las necesidades de los usuarios muy pronto serán una tendencia entre los biciusuarios.

Mostrar comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *